Hoy todos los canales de Mediaset (excepto Telecinco) estrenan al mismo tiempo “Cómo defender a un asesino” una de las series de la productora Shonda Rhimes (creadora de Anatomía de Grey), que ha triunfado en EEUU y que va ya por su tercera temporada. Aunque en un principio puede parecer que es otro procedimental* más sobre abogados, sólo con el primer capítulo se puede descubrir que detrás de la sinopsis se esconde mucho más.

La serie comienza en la clase de derecho penal de Annalise Keating (Viola Davis), una profesora que tiene mala fama por su dureza. Annalise escoge a 5 de los estudiantes de su clase para trabajar en su bufete, en el que suele defender a personas acusadas de asesinato. Sin embargo, se puede decir que Annalise usa una serie de métodos que rozan el filo de la ley para ganar sus juicios, y sus estudiantes pronto aprenderán de las tácticas de su mentora (acarreando ésto algunas consecuencias). Es por eso que la serie en inglés se titula “How to get away with murder” que significa más o menos “Cómo librarse de un asesinato”.

Los protagonistas pues, son Annalise y sus cinco alumnos: Connor, Michaela, Asher, Laurel y Wes. A ellos se unen Bonnie (otra abogada empleada por Annalise) y Frank (empleado que hace los trabajos menos legales).

Cada semana hay un caso del que el equipo de Annalise se encarga pero también hay una trama común que une todos los capítulos de la temporada y de la que paulatinamente se van descubriendo detalles. Cada temporada se presenta un nuevo misterio que tiene en vilo a los espectadores desde el primer capítulo al último.

Aunque las historias personales de los personajes no son lo más importante, están muy bien hiladas a las tramas independientes y globales de los capítulos. Como en todas las series de Shonda Rhimes se aboga por la inclusión y la búsqueda de la igualdad. En este caso la protagonista es un mujer fuerte afroamericana y uno de los protagonistas es homosexual.

Sin duda, uno de los mayores atractivos de la serie además de su trepidante acción y guiones (difícil averiguar sus giros), es la presencia de Viola Davis como protagonista. Encarna de manera increíble las luces y sombras de un personaje tan contradictorio y con tantos secretos como es Annalise. Su actuación le valió el “Emmy a Mejor actriz de drama” en 2015.

Sólo me queda recomendárosla porque os va a sorprender mucho y no se puede esperar que la serie sea como es cuando empiezas a verla. Si os animáis esta noche se emite en Cuatro, Divinity, Be Mad, FDF, Energy y Mitele a las 22h40.

*Procedimental: Es una serie que tiene episodios autoconclusivos en los que se suele presentar un “caso de la semana” y que se suele centrar en una profesión concreta.

Anuncios