Hoy hace un año que Amaral sacó Nocturnal, su séptimo disco de estudio y segundo lanzado con su propia discográfica, “Discos Antártida”. Tras cuatro años de espera desde su último disco (Hacia lo salvaje, 2011), los seguidores del grupo por fin pudieron disfrutar de 14 nuevas canciones.

No se puede decir, sin embargo, que esos cuatro años Eva y Juan estuviesen parados. A la gira de Hacia lo salvaje por España, se le unieron conciertos por varios países de Sudamérica. Los distintos países y las experiencias vividas por la noche sirvieron de inspiración para algunas de las canciones de este último disco; aunque otras ya llevaban en la mente de los compositores varios años, esperando encontrar el toque perfecto. Algunos de los temas tienen un toque muy personal como La ciudad maldita, que Eva escribió en honor a su tía que perdió a seres queridos durante la Guerra Civil. Con un estilo que se aleja dr grandes éxitos como Marta, Sebas, Guille y los demás; Estrella de mar o El universo sobre mí; este último álbum tiene, a mi entender, una dimensión más profunda si cabe que los anteriores y canciones que calan más hondo cada vez que se escucha. De cada uno de los temas se puede sacar más de una frase que bien podría acercarse a un verso de la poesía.

La gira del disco en España, llamada #NocturnalTour25,  comenzó en mayo y finalizó ayer en Vitoria. El grupo ha recorrido 25 ciudades de este país, en muchas de ellas participando en festivales como a ellos les gusta.  Con una puesta en escena que ha superado todas las expectativas y una energía alucinante. En cada concierto el escenario se convertía en un cielo lleno de constelaciones y estrellas con una gran luna gigante en la que se proyectaban imágenes del disco. El entorno invitaba a pasar una noche mágica, a la que se prendió fuego con la gran fuerza y vitalidad que el grupo zaragozano tiene sobre el escenario. Eva no para quieta. Canta, toca diversos instrumentos, y sobre todo, anima. Hace vibrar a todo el público, les hace soñar y dejarse la voz. Un viaje al pasado con sus canciones más míticas, más movidas, más reivindicativas y más emotivas de todos sus anteriores discos. No han faltado Kamikaze, Hacia lo salvaje, Revolución o Sin ti no soy nada. Pero también es un viaje al presente, a la posibilidad de escuchar por primera vez en directo sus nuevas canciones, aunque por desgracia no de tiempo a que estén todas. Sin duda, el mejor regalo para los verdaderos fans del dúo, de su letra y de su música. Una noche que no querrías que acabase nunca y que con Nocturnal se hace posible.

El propio grupo, en homenaje a la gira y a todos aquellos que los han acompañado en sus conciertos, publicó el pasado miércoles el videoclip de la canción Nocturnal, que es un collage de vídeos de todos sus conciertos de este año. Así lo describen ellos: “A lo largo de estos últimos meses hemos vivido momentos extraordinarios encima del escenario gracias a la energía del público, al sonido cada vez más poderoso de la banda, a la profesionalidad y al cariño del equipo humano que nos acompaña en esta gira. Durante este Nocturnal Tour 25 se alinearon los planetas y los cuerpos celestes de tal manera que nos hicisteis sentir que formábamos parte de algo realmente especial. Eso es lo que queríamos transmitiros con las imágenes del vídeoclip de Nocturnal. Que pudierais subir con nosotros a nuestra caja de ilusionista y tener el universo sobre vosotros por un instante, para que vierais lo alto que nos hacéis volar cada noche, en cada concierto […] Es nuestra manera de agradecer todo lo que nos dais. Esperamos que os guste. Nos vemos en los conciertos. Eva y Juan”.

Os lo dejo aquí para que lo podáis ver vosotros mismos:

Para los fans, estad atentos porque hace pocos días anunciaron que llevaban un tiempo grabando en estudio nuevas versiones de las canciones de Nocturnal de las que pronto sabremos más.

Solo me queda recomendaros el disco Nocturnal si aún no lo habéis escuchado.  Para los que crecieron con sus canciones, una nueva oportunidad de seguir aprendiendo de su música y su poesía.

Anuncios