Toda generación defiende los dibujos animados con los que crecieron  y recuerdan con nostalgia y orgullo sus valores lamentándose porque… “cualquier tiempo pasado nos parece mejor”.

Si como yo, naciste en los 90s, estas son algunas de las series que te harán recordar el niño qué fuiste y entender el adulto que eres hoy, 9 de diciembre, día internacional de la TV a favor de la infancia.

La pajarería de Transilvania

¿Quién no recuerda aquel esperpéntico castillo donde el doctor Granudo vendía sus mascotas-monstruos a los ciudadanos de Transilvania?

Las tres mellizas

Si tenías hermanos (o si ibas a jugar a casa de tus amigos), seguro que uno de tus pasatiempos favoritos también era escoger la melliza que más encajaba con tu personalidad: la glotona Ana, la ávida Teresa o la enamoradiza Elena. Las tres traviesas niñas, eran transportadas a un cuento clásico cada capítulo cuando la malísima Bruja Aburrida decidía castigarlas.

Arthur

Buster, Francine, Binky, Prunella, Sue… ¡seguro que aún no has olvidado los nombres de los amigos de Arthur con los que tantas aventuras compartimos frente al televisor!

La banda del patio

La pandilla más gamberra que jamás pudiéramos soñar de todo el colegio, sin duda era La banda del patio: Vince, Mikey, Spinelli, Gretchen y Gus. Estos personajes convivían con otros como la señorita Finster, el Rey Bob, los excavadores, la chica del columpio, el grupo de las “Ashleys” o los salvajes de párvulos. A cuál de ellos más mítico.

Tommy y Oscar

Cómo olvidarnos de las aventuras del joven Tommy, su tío inventor Leonardo, y Óscar, un extraterrestre que se alimentaba de notas musicales. El primer personaje merecedor del término “cute” en la historia de los dibujos animados, probablemente sería esta peculiar criaturita rosa.

El oso de la gran casa azul

A Bear, el oso que vive en la gran casa azul con sus amigos, lo recordamos por su buen corazón, pero sobre todo, por sus canciones a la luz de la Luna.

Los tweenies

De los coloridos tweenies, imposible olvidarse, así como del reloj que escogía la actividad a la que tocaba jugar en ese capítulo en cuanto Doodles lo ponía en marcha con sus  rojas y peludas patas.

Los rugrats

¡Aventuras en pañales! La valentía y desbordante imaginación de Tommy hacía vivir cada capítulo a Chuckie, los gemelos Phil y Lil, y Angelica, todo tipo de intrépidas aventuras.

Marcelino pan y vino

Hay historias que tiernas, que traspasan la pantalla y calan hasta en los más pequeños de la casa. Este fue el caso de Marcelino, un niño que vive en un convento, criado por frailes y sueña con conocer a su madre.

Los Thornberrys

Y despedimos este pequeño recordatorio con los Thornberrys, una familia que viaja por el mundo con el objetivo de grabar documentales sobre la naturaleza. Junto a su caravana, vivían grandes aventuras, especialmente Eliza que tenía la capacidad de hablar con los animales.

¿Falta alguna serie que consideres imprescindible en este repaso? ¡No dudes en comentárnoslo! La generación de los 90s tenemos un rico y amplio imaginario animado por compartir.

Anuncios