Antena 3 estrenó anoche la nueva serie dirigida por Emilio Aragón. El thriller psicológico “Pulsaciones” hizo un buen estreno con un 17,1% de share.

La serie cuenta la historia de un neurocirujano (Pablo Derqui) que tiene que recibir un corazón nuevo. El corazón es el de un periodista (Juan Diego Botto) que estaba investigando unos turbios asuntos, una serie de secuestros que creía estaban relacionados. Con el corazón también iban los recuerdos del periodista lo que involucrará al neurocirujano en la trama.

Con un guion de partida no muy creíble, la serie es tal y como se describe, un thriller psicológico. Un capítulo inicial nos ha permitido observar que la historia puede resultar entretenida, aunque puede ser difícil cerrar la historia sin decepcionar a la audiencia, algo que suele pasar cuando se introducen elementos fantasiosos (Mariló Montero no estaría de acuerdo, porque “No está comprobado que el alma no sea trasplantada con los órganos”).

La realización ha dejado matices que podrían innovar, pero que se han quedado en una buena idea regular llevada a cabo. Planos con el aire al contrario, saltos de eje constantes, planos mal compuestos con aire demasiado justo… No tendría que ser malo, Mr. Robot ha demostrado que los cánones están para romperlos, pero cuando un plano no está bien enfocado te das cuenta de que algo está mal. Sin embargo, también hay planos geniales muy acordes con el género. Planos desde detrás de muebles que dan sensación de que los personajes son vigilados y planos que producen la angustia necesaria en el espectador.

Sin embargo, a pesar de esta pequeña crítica, creo que la serie puede aportar algo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en la parrilla en España. Yo seguiré viéndola, y esperaré unos cuantos capítulos más para formarme una imagen más real. Ya tengo cita para los martes por la noche.

Anuncios