Grandes nombres veteranos, actores detrás de las cámaras y nuevos talentos. Estas son las claves de los nominados a Mejor Dirección en los Premios Goya.

Con lo difícil que está la situación económica en España en general y en su cine en particular, sacar adelante un proyecto cinematográfico parece una hazaña reservada sólo para los más valientes (o los más insensatos). Más difícil es además hacerlo logrando un producto que brille a pesar de esa cierta limitación de medios que suele caracterizar a nuestro cine. Sin embargo, precisamente ahí es donde reside su potencial: obtener más con menos.

Los Premios Goya han apreciado este valor, y han nominado a los 4 mejores directores que se han atrevido con su primer largometraje, y a otros 4 que vuelven a demostrar su talento. Quizás en esta segunda categoría esa limitación de recursos no ha sido tan palpable al haber contado sus directores con bastante más apoyo económico que de costumbre. Sea como fuere, el próximo sábado 4 de febrero la Academia de Cine de España entregará sus premios anuales a lo mejor del cine del año pasado. Antes de que eso ocurra, estas son las claves de los nominados a Mejor Dirección y Mejor Dirección Novel.

Mejor Dirección

1484738714352785
Nominados a Mejor Dirección. Foto: The Daily CAV

Alberto Rodríguez, por El Hombre de las Mil Caras. A pesar de ser la segunda película con más nominaciones, Alberto Rodríguez ya tuvo su triunfo reciente con La isla mínima (2014). Sin duda que ha construido un thriller político de altura con todas las piezas bien encajadas y dosificadas, pero este no es su año. De hecho, su película ha ido perdiendo papeletas con el paso del tiempo a favor de otras propuestas más relevantes.

Pedro Almodóvar por Julieta. Pero Julieta no es una de ellas. Esta película tiene ya, al igual que su director, bastante apoyo internacional, todo lo contrario que en España, donde el estreno del film se vio salpicado por una polémica en torno a su director. Así, a pesar de que la Academia ha tratado en los últimos años de hacer las paces con Almodóvar, lo cierto es que ni siquiera esta vuelta a sus orígenes con un drama potente de mujeres fuertes parece tener muchas papeletas para triunfar en los Goya.

J.A. Bayona por Un monstruo viene a verme. Bayona cierra su trilogía de relaciones materno-filiales, con una preciosa epopeya sobre cómo la ficción ayuda a confrontar la realidad. ¿Podrá conseguir triplete también en premios tras obtener por sus dos anteriores películas los premios de Mejor Dirección Novel y Mejor Dirección? Podría ser un último apoyo antes de su gran salto a Hollywood con la secuela de Jurassic World (Colin Trevorrow, 2015). Sin embargo, ya se sabe que las grandes producciones con participación extranjera en los premios Goya suelen quedar bastante relegadas en pos de propuestas más personales.

Rodrigo Sorogoyen por Que Dios nos perdone. Como esta. Sorogoyen trata de marcarse un Bayona tras haber triunfado en el terreno de la crítica con su ópera prima tan personal y actoral que fue Stockholm (2013). En lugar de seguir una misma línea, se pasa al thriller más sucio y a pie de calle en la capital española con una historia que en el Festival de San Sebastián ganó el premio a Mejor Guión. Su película es la única que parece poder hacerle frente a Tarde para la ira (Raúl Arévalo, 2016), y él es el único candidato considerable para arrebatarle el premio de esta categoría a Bayona.

Mejor Dirección Novel

148473881995510
Nominados a Mejor Dirección Novel. Foto: Montaje The Daily CAV

Maro Crehuet por El rey tuerto. Al ser la única representación de su película, parece una nominación más simbólica que ganadora. Sin duda que su primera película ha conquistado a la crítica y demostrado el talento que puede tener Miki Esparbé. Sin embargo, ese duelo cara a cara no luce tanto como para encumbrar a su director al premio.

Nely Reguera por María (y los demás). Otra propuesta bastante menor que destaca más por su actriz (Bárbara Lennie, nominada también a Mejor Actriz) que por su directora. Se trata de otro intento de visibilizar una propuesta menor, que a pesar de también haber convencido a la crítica, su mayor logro será (atentos al hecho) representar a la única mujer nominada en las dos categorías de dirección.

Salvador Calvo por 1898. Los últimos de Filipinas. No está nada mal para un debut ser capaz de manejar tal despliegue técnico y ese gran plantel de actores, contando con veteranos como Luis Tosar hasta “novatos” en cine como el querido Carlitos de Cuéntame, Ricardo Gómez. Era una de las favoritas a todos los premios, pero a pesar de su dominio en los apartados técnicos y acumular 9 nominaciones, al final se ha caído de la categoría de Mejor Película.

Raúl Arévalo por Tarde para la ira. La que sí ha conseguido esa nominación, la única de esta categoría y sin embargo la clara favorita para llevárselo a casa, es el debut en la dirección de Raúl Arévalo. Sí, ese actor que tantas carcajadas nos ha regalado ha impresionado a público y crítica con todo un golpe en la mesa a base de thriller y venganza. Este ha sido su año, el de su revelación como una gran mente creadora, y desde los Premios Feroz hasta los Forqué, la película no ha parado de crecer. Tras haber pasado 8 años desde que comenzó a elaborar el guión, todo parece indicar que Arévalo culminará su gran éxito ganando el Goya a Mejor Dirección Novel y, si Dios le perdona, también el de Mejor Película.

Anuncios