El próximo sábado día 11 a las 22:05 se celebra en la 1 de TVE la gala de Objetivo Eurovisión que tendrá por objeto escoger al representante español en Eurovisión 2017.

Si aún no habéis escuchado las canciones, o si os queréis saber cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada una, a continuación, os cuento mi reacción al escucharlas:

Maika Barbero

El rock no es lo mío. Partiendo de esta honesta premisa, creo que Momento Crítico no es una mala canción. Maika cuenta como principal baza a favor con su voz, que es un seguro en directo. Sin embargo, en Eurovisión esto no lo es todo, y más allá de la puesta en escena,  los candidatos deben provocar simpatía. Quizás esto sea lo que le falle a la catalana el día de las votaciones: el saber conectar con el público en general (y no con su público).

Nota: 6/10

Mirela Cabrero

El eurofan es, por definición un público fiel (muy exigente, pero muy fiel). Y aquí Mirela Cabrero cuenta con la ventaja de ser alguien que años atrás ha mostrado interés en el festival y eso no se pasa por alto. Contigo es un tema latino (y no digo nuestro, porque pienso, creo, y defiendo que nuestros son tantos idiomas y estilos como personas los escuchen o sientan en España) al que muchos critican sonar a los 2000s. Esto es algo con lo que estoy de acuerdo. Y aún contando con ello, me parece un buen tema dentro de su estilo (como no me lo parecía el de Maria Isabel el año pasado). Como propuesta, quizás sea la más redonda de las seis y esto es algo de lo que la prensa internacional no ha tardado en hacerse eco. Personalmente, es mi favorita para representarnos. Además, tiene un muy buen directo y una diva en Eurovisión ya tiene el 80% del terreno ganado.

Nota: 8.5/10

Mario Jefferson

Quizás Spin my head sea la canción más floja de las seis, pero cuenta con una importante baza a favor que es la simpatía de este chico. Esto, unido a su peculiar voz (algo que puede hacer que recuerdes su canción entre otras 20 el día de Eurovision), y a pesar de la linealidad del tema, hace que no me disguste en absoluto su candidatura.

Nota: 7/10

Leklein

Ouch es mi otra gran favorita para representarnos en Eurovisión (junto con Mirela). La producción es correcta, el directo también; el Ouch, sublime. Sí que detecto un problema fundamental  y es su parecido con Say yay (y no hablo de plagio, sino de estilos similares) y con otras tantas canciones que preveo, se acabarán mandando a Ucrania (y seguramente con más posibilidades de puesta en escena). Leklein sin duda tiene la personalidad y el carisma necesario en el festival, pero últimamente, las redes hablan de una visión en exceso positiva de sí misma y sus cualidades. ¿Jugará esto en su contra el día de la gala? Destacar también que es la única con suficiente fuerza en su mensaje como para que esto juegue a su favor.

Nota: 8/10

Manel Navarro

Do it for your lover es la otra gran favorita para llevarse el triunfo el sábado (junto con Mirela) y quizás uno de los temas que a mí menos me agradan. ¿Calidad? Sí, seria absurdo negarlo. Sin embargo, me parece una canción “de radio”, una de esas canciones que escuchas de fondo en  Mi casa es la tuya (el programa de Bertín Osborne) y resultan agradables, pero sin más. Creo que lo único que salvaría a Manel de tener un papel discreto en el festival sería su look, ese aire californiano-vintage (no se me ocurre otra manera mejor de describirlo) que desprende. Como conjunto, la candidatura tiene mucho feeling, mucho sex appeal.

Nota: 6.5/10

Paula Rojo

La canción de Pula Rojo, me genera muchas e inquietantes dudas. No tengo muy claro que esta propuesta acabara de funcionar bien en Eurovisión. Y es que si ManuElla con su Blue&Red (Eslovenia 2016) no logró pasar a la final siendo más pegadiza y contando con una mejor producción que Lo que nunca fue, dudo mucho que esta última pudiera hacerlo de no ser un miembro del Big 5. Dejando a un lado sus posibilidades, el tema en sí también peca de demasiado lineal. Veremos si el carisma de Paula lo sabe compensar en directo.

Nota: 6/10

Personalmente, creo que cualquiera de las propuestas de este año son serias, se están trabajando y nos harían sentir orgullosos en mayo (porque no, no entiendo esa obsesión que tiene la gente con llevar algo para ganar Eurovision en vez de para que nos represente) así que estaré contenta ocurra lo que ocurra el sábado. Aún así, mi corazoncito eurofan apuesta por Mirela y desea una larga vida a las divas en el festival.

Anuncios