Neil Patrick Harris trae de la mano esta nueva adaptación de los libros en serie para Netflix. Descubre todas sus claves y averigua si está a la altura.

Nuevo año, nuevas series. 2017 viene cargado de nuevos e interesantes proyectos en la plataforma de contenido bajo demanda más destacada en España: Netflix. Tras triunfos como Stranger Things y The OA el año pasado, otras series como la reciente Santa Clarita Diet o la próxima Iron Fist (Puño de Hierro) prometen elevar el listón. En esta ocasión, Una Serie de Eventos Desafortunados (en España también conocida como Una Serie de Catastróficas Desdichas) fue una de las primeras en aterrizar con el año recién estrenado. Si todavía no la has visto, o si ya has podido disfrutar de ella pero quieres saber aún más, aquí tienes todas las claves de la serie.

hipertextual
Los Baudelaire, en el punto de mira del Conde Olaf. Foto: Hipertextual

Lo primero antes de entrar en esta nueva adaptación en sí, cabría preguntarse precisamente qué es lo que está adaptando. ¿Es una revisión en serie de la película de 2004 protagonizada por Jim Carrey? En esta ocasión, han decidido ser más cercanos a la serie de libros originales de Lemony Snicket en los que se narra el empeño del malvado Conde Olaf por apropiarse de la fortuna de 3 pobres huérfanos. ¿Quién es Lemony Snicket? Es el autor de los libros de esta serie de catastróficas desdichas o eventos desafortunados o como  los queráis llamar, ya que aquí los nombres no importan. De hecho, el autor no se llama Lemony Snicket, sino que se trata de Daniel Handler, autor de los 13 libros de la serie. El título de cada libro es el mismo que el de los capítulos de la serie (primer libro y primer capítulo se titulan Un mal principio). Entonces, si hay 13 libros, ¿eso significa que tendremos una temporada de 13 capítulos, o dos de 7 y 6? Ni una ni otra.

Siguiendo Netflix la estela que tanto caracteriza sus series originales, Una Serie de Eventos Desafortunados es una miniserie de 8 capítulos de unos 50 minutos de duración cada uno. Su estructura es particularmente destacada, ya que consta de 4 historias secuenciales, dividas en 2 capítulos cada una. Una vez te enganches a la serie, irás percibiendo las claves que se mantendrán (que no vamos a desvelar por nuestra política de protección de spoilers), y te harán saber lo que va a ocurrir pero no cómo lo va a hacer. Cada cambio de historia (palpable en los títulos de los capítulos, con “primera” y “segunda parte”) va modificando levemente el opening de la serie, presentando los cambios en esas claves. ¿Es un spoiler del capítulo? Como decimos, avanza qué va a ocurrir, pero no cómo, y no desvelan detalles principales.

Como ya se puede percibir, esta serie rompe muchas normas de la producción más estándar. Entre ellas, rompe (literalmente) la cuarta pared. Por un lado, tenemos un narrador fuera/dentro de la historia que nos cuenta los hechos, y por otro el Conde Olaf no para de dejar perlitas muy perspicaces. Y es que si por algo se caracterizan las series originales de Netflix es por ofrecer productos diferentes y creativos, casi siempre ligados a grandes nombres. Si detrás de The OA está nada más y nada menos que Brad Pitt, en esta

nolapeles
Transformación radical de Neil Patrick Harris. Foto: Nolapeles

ocasión es Neil Patrick Harris el productor y protagonista que levanta el proyecto. Todo el mundo le conoce por su rol legen (espera), dario, legendario, como Barney en la serie Como Conocí a Vuestra Madre. Sin embargo, esta vez no vamos a ver a Barney ni a Neil por ningún lado, ya que el actor demuestra en la serie su talento polifacético (literal y metafóricamente). Si alguien creía que el actor se iba a encasillar en ese rol que le hizo famoso, que vea la serie y descubra al más que talentoso actor y maestro del disfraz y la picardía en el que se ha convertido. Sin duda alguna, él es lo mejor de la serie. Si a pesar de todo esto sigues buscando conexiones con Como Conocí a Vuestra Madre, espera a descubrir quién interpreta a cierto personaje femenino adulto.

La de Neil no es la única interpretación a destacar. Los roles están muy marcados dentro de la excentricidad, y todos los actores saben cómo llevarlos al límite sin caer en el absurdo, cómo abrazar constantemente la línea de la incredulidad sin caer en la ridiculez. El joven Klaus siempre tan sabelotodo y lector, la joven Violet (también joven Supergirl en la serie de mismo nombre) tan creativa y el bebé, Sunny, que es de todo menos un bebé. Habla (con subtítulos incorporados), es capaz de morder lo que sea, y hasta de expresar todo tipo de emociones (a pesar de que en el opening de la serie aparece el nombre del bebé que la interpreta, su “voz” es de Tara Reid, una de las protagonistas de las películas de Sharknado).

Una intro que te hace “spoilers” y te pide que dejes de ver la serie, un actor que interpreta a un actor que interpreta roles, un bebé que ¿habla? y muerde de todo… El tono de la serie es ese romper las costumbres y construir una fantasía muy real y dramática desde la más pura comedia, siempre con contrarios, porque no dejarás de reir y de sufrir, cuánto más te digan que dejes de ver la serie (y lo hacen) más enganchado estarás, y cuántos más peligros tengan que afrontar estos tres pobres huérfanos de los que te apiadarás más desearás que nunca acabe su serie de eventos desafortunados.

Anuncios