Hoy 28 de febrero es el Día de Andalucía y para celebrarlo en The Daily CAV te traemos 10 películas andaluzas que han destacado durante este pasado 2016.

De ellas, muchas han sido nominadas y galardonadas en estos pasados Premios Goya, lo que demuestra que el cine andaluz es todo un valor. Además, todas ellas están nominadas para los Premios Asecan 2017 del cine andaluz, por lo que os aseguramos que son andaluzas (aunque sea una pequeña parte por ser coproducciones). Aunque, si tenéis alguna duda estas son las condiciones que se imponen para optar a este premio y por lo tanto ser consideradas andaluzas.

El hombre de las mil caras (Alberto Rodríguez)

Nominada a 11 Premios Goya y ganadora de 2 (Mejor Guión Adaptado y Mejor actor revelación para Carlos Santos). Este thriller basado en hechos reales es una de las películas del año.

“Francisco Paesa (Eduard Fernández), ex agente secreto del gobierno español, responsable de la operación contra ETA más importante de la historia, se ve envuelto en un caso de extorsión en plena crisis de los GAL y tiene que huir del país. Cuando regresa años después está arruinado. En tales circunstancias, recibe la visita de Luis Roldán (Carlos Santos), ex Director General de la Guardia Civil, y de su mujer Nieves Fernández Puerto (Marta Etura), que le ofrecen un millón de dólares si les ayuda a salvar 1.500 millones de pesetas sustraídos al erario público. Paesa ve entonces la oportunidad de vengarse del gobierno español, llevando a cabo una magistral operación con la colaboración de su inseparable amigo Jesús Camoes (José Coronado)” (FILMAFFINITY).

Kiki, el amor se hace (Paco León)

La mejor comedia del año según Los Premios Feroz. Aunque en Los Goya está visto que la comedia no tiene tanto espacio, también posee 4 nominaciones, eso sí premios ninguno. Podría decir que es mi película favorita del año y es que se acabaron los temas tabús, algo que con Paco León está asegurado.

“Cinco historias de amor y de curiosas filias sexuales coinciden en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia son algunas de las particulares formas de obtener placer que descubren nuestros protagonistas, pero para disfrutarlas tendrán que decidir cómo integrarlas en sus vidas. Sus sentimientos, sus miedos y sobre todo su sexualidad se transforman rompiendo tabúes, adentrándose en una etapa nueva, emocionante y libre donde no se reniega ni del placer ni del amor” (FILMAFFINITY).

Toro (Kike Maíllo)

Aunque los premios no han acompañado a esta película, lo que sí que le ha acompañado es un estupendo reparto. Dejando a un lado la contriversia respecto al talento actoral de Mario Casas (quien personalmente creo que se le critica demasiado), no podemos dudar que actores como José Sacristán o Luís Tosar son de lo mejor del panorama. Y todos se reúnen en este thriller de acción con ciertos toques de cine negro.

“Dos hermanos se reencuentran después de cinco años. Uno ha estado en la cárcel e intenta reconducir su vida. El otro, tras robar a un peligroso perista, huye con su pequeña hija Diana. Los tres emprenden un viaje por una Andalucía mítica, violenta y salvaje. Un viaje en el que reaparecen las viejas heridas del pasado y en el que los hermanos se ven obligados a reconciliarse para poder salvar la vida” (FILMAFFINITY).

Ebro, de la cuna a la batalla (Román Parrado)

Premio Gaudí 2016 a la mejor película para TV. Aunque no tiene tanto renombre como las anteriores y su destino ha sido la televisión, también ha sido parte de nuestro cine este año.

“En 1938 la Guerra Civil española ya ha desgastado a ambos ejércitos y arrasado los ánimos de la población. A pesar de todo, las diferencias entre republicanos y nacionales son reveladoras: El bando fascista dispone de la ayuda incondicional del armamento y los hombres facilitados por Hitler y Mussolini mientras el ejército republicano se ve ignorado por una Europa más preocupada por una posible Gran Guerra que por el destino de España. En este ambiente el cruce del Ebro parece la mejor táctica republicana para invocar las alianzas internacionales indispensables y demostrar, a la vez, la resistencia frente a los fascistas, que llevan impulso hacia la victoria” (FILMAFFINITY).

Omega (José Sánchez-Montes, Gervasio Iglesias)

Este es el documental sobre el gran cantante granadino Enrique Morente. Porque los documentales también son cine y parte de nuestra cultura no podíamos dejar de mencionarlo.

Documental sobre el revolucionario disco de flamenco-rock “Omega”, compuesto por el maestro Enrique Morente y el grupo granadino Lagartija Nick en 1996. Un disco rompedor y de gran impacto en el panorama musical nacional e internacional en el que Morente adaptó temas del cantautor canadiense Leonard Cohen y puso música a poemas de Federico García-Lorca. (FILMAFFINITY)

Tamara y la Catarina (Lucía Carreras)

Una película de coproducción Mejicana. “Es un incómodo relato en torno a la exclusión y la marginación de las clases más desfavorecidas (…) Destaca su meticulosa planificación secuencial y un tono de delicada tristeza” (Beatriz Martínez: Diario El Periódico)

“Narra la travesía de dos mujeres que se desdibujan en su soledad e invisibilidad y que tendrán que convivir más allá de lo que esperaban, y encontrar una en la otra un espacio donde no son parias, donde son necesitadas. Es una historia en la que los personajes irán descubriendo, en sus errores y su condición, una forma de existir entre ellas” (FILMAFFINITY).

Gernika (Koldo Serra)

Es la película que ha provocado que este año sienta una gran decepción con los distribuidores. Una de las cintas de las que esperaba bastante y cuya proyección ha sido prácticamente inexistente a pesar del buen reparto con el que contaba.

“Una historia alrededor de la población vasca bombardeada por la aviación nazi en abril de 1937, durante la Guerra Civil Española. En ese contexto, la joven Teresa (María Valverde), una editora de la oficina de prensa republicana chocará con Henry (James D’Arcy), un periodista americano en horas bajas que está cubriendo el conflicto. Teresa, cortejada por su jefe, Vasyl (Jack Davenport), asesor soviético del gobierno republicano, se sentirá atraída por el idealismo durmiente de Henry y querrá despertar en él la pasión por contar la verdad, que un día fue su único objetivo” (FILMAFFINITY).

La madriguera (Kurro González)

Un thriller psicológico con un gran equipo de trabajo andaluz. Incluida la empresa que construyó la madriguera. No es una película para grandes públicos, pero que es el resultado de muchos años de esfuerzo para poder sacarla por fin al mercado. Problema con el que se encuentran muchas películas de bajo presupuesto.

“Carlos es un escritor de éxito que está encerrado en su casa, no puede acabar su siguiente novela, está bloqueado. Debido a un trágico suceso ha perdido toda la inspiración. La editorial le insiste para que cumpla con su contrato. Carlos es incapaz de salir de esta situación por sí solo, y su editor decide enviarle a Caterina, una joven ayudante que conoce y admira todo su trabajo. La presencia de Caterina hace que Carlos recupere algo de orden en su vida, realizando verdaderos esfuerzos para superar los miedos que lo paralizan, llevando a cabo rutinas que lo ayuden a concentrarse. Pese a ello, Carlos sigue siendo incapaz de salir de su casa, ve en Caterina la única oportunidad de acabar la novela y no está dispuesto a perderla. Carlos empieza a construir la madriguera, de la que Caterina intentará escapar a toda costa” (FILMAFFINITY).

Madres invisibles (Lorenzo Benítez)

También un documental. Una película muy necesaria para ocncienciar sobre los problemas que puede ser madre soltera en algunos países. En concreto el documentoal se desarrolla en la ciudad de Tánger, donde las leyes no están del lado de las mujeres.

“Hafida es madre soltera en Tánger. Huyó de casa cuando se quedó embarazada. Años después se ha convertido en educadora de salud reproductiva y sexual y vuelve a su ciudad, El Jadida, con su hijo. Los hombres de la familia rechazan su maternidad. El sexo fuera del matrimonio es un delito en Marruecos. La ley señala a las madres solteras como putas y a sus hijos como bastardos” (Documenta Madrid).

Tarde para la ira (Raúl Arévalo)

Y por último, pero no menos importante la gran ganadora de Los Goya, la ganadora a Mejor Película, que también es andaluza. Es el primer trabajo como director de Raúl Arevalo, que también se llevo el Goya a Mejor Dirección Novel. Es la película del año.

“Madrid, agosto de 2007. Curro entra en prisión tras participar en el atraco a una joyería. Era el conductor, y el único detenido por el robo. Ocho años después sale de la cárcel con ganas de emprender una nueva vida junto a su novia Ana y su hijo, pero se encontrará con una situación inesperada y a un desconocido, José” (FILMAFFINITY).

Hasta aquí la lista de 10 películas andaluzas del 2016. Espero que el cine andaluz siga creciendo y cada año para el día de Andalucía me cueste más elegir tan solo 10. Y es que el cine es cultura, aunque para algunos esa palabra no signifique mucho.

Anuncios