Ayer se estrenó en Antena 3 Tu cara no me suena todavía, el esperado programa de anónimos que imitan a famosos. En la noche de ayer se vivieron momentos increíbles pero también hubo algunos fallos que destacar.

Por ello, estos son los aciertos y los fallos que pudimos apreciar ayer en el estreno de uno de los programas más esperados del año:

LO MEJOR

Los casting

El proceso de selección de los concursantes es el primer motivo del acierto del programa. Y no porque gracias a este proceso, se elijan a grandes voces imitadoras (como se hablará más adelante), sino porque el hecho de grabar los casting y mostrarlos en televisión días antes de la gala es uno de los grandes aciertos que logra crear expectativas en la audiencia, además de que supone una novedad que no se hacía en Tu cara me suena debido a que ahí los famosos eran buscados por los propios directivos del programa.

Aquí, por tanto, poder ver la ilusión de todas las personas que ese día se levantaron para ir al casting y mostrar sus ganas de luchar por su sueño es uno de 14874905491los motivos más que suficientes para que este nuevo concurso comience a engancharte antes incluso de que se emita en televisión. Además, destacada es la forma en la que los llevaron a cabo, siempre con un poco de secretismo pero, al mismo tiempo, mostrando lo suficiente como para evitar “spóilers” pero creando emoción y ganas de verlo y conocer, al fin, a los concursantes.

Los concursantes

El plato fuerte, sin duda, del programa. ¿Quién dijo que al ser anónimos no serían tan divertidos ni valientes como los famosos? Ésta ha sido una de las grandes sorpresas que todos nos preguntábamos, pues al ser personas “normales y corrientes” de la calle, muchos sin experiencia alguna delante de las cámara, reconozcamos que la actitud y forma de moverse durante la gala nos tenía bastante intrigados a todos. Y, sin embargo, el “feeling” que ha habido entre los concursantes en la gala de ayer, su soltura, atrevimiento e incluso humor han sido aspectos destacados de los concursantes, los cuales disfrutaron de la gala y, a pesar de sus nervios, lograron calmarse y vencerlos de una manera asombrosa.

Además, el compañerismo que había entre ellos traspasaba las pantallas, sin necesidad de fingir o sobre actuar. En este aspecto, los concursantes no solo fueron simpáticos y comprometidos con lo que hacían, sino que además aportaron ese toque fresco y natural que solo las personas que nunca han estado en TV tienen, viendo cómo disfrutaban y saboreaban cada uno de los segundos que vivieron allí, en el plató de Tu cara no me suena todavía, pues para algunos esa podría ser la última vez en pisar un programa y, para otros, una auténtica oportunidad para lanzarse al éxito.

706

La relación del jurado con los concursantes

Similar a lo comentado anteriormente. Todos sabemos lo impactante que debe de ser cantar e imitar por primera vez delante de un jurado de semejante envergadura (y si no, pensemos en Patricia, la cual imitó a Mónica Naranjo siendo ésta parte del jurado). Por otro lado, al no ser famosos, quizá se esperaba que la relación entre concursantes y jurado fuese seria, limitada y bastante respetuosa. Efectivamente, respetuosa fue pero… ¿seria y limitada? Para nada. Los concursantes y el jurado se llevaron de maravilla desde el minuto cero.

Por un lado, el jurado no cambió su actitud en relación a anteriores ediciones de Tu cara me suena y se mostraron tan cómicos y simpáticos como siempre, con las bromas a la orden del día. Además, siguieron valorando con la misma profesionalidad de siempre, tratando a los concursantes como si fueran auténticos cantantes, dándoles confianza. Por otro lado, los concursantes, además de escuchar y asimilar (y agradecer) las estimadas valoraciones del jurado, también se mostraron abiertos y confiados, gastando bromas y diciendo sus opiniones de forma libre y relajada.

Como hecho destacado, cabe hablar del momentazo que nos regalaron Mónica Naranjo y Patricia cuando, tras la imitación, ambas se fundieron en un pasional beso y abrazo.

http3a2f2fo-aolcdn-com2fhss2fstorage2fmidas2fe78ceeec1c6fad3dcf96a149a73036942f2050410132fcaptura2bde2bpantalla2b2017-03-112ba2blas2b11-11-19

Las imitaciones

Simplemente, impecables. Se demuestra el gran trabajo de casting y el gran criterio de selección de concursantes. En la gala de ayer, todas y cada una de las actuaciones fue sublime, con un grado de parecido con el original que a veces te llegaba a pensar que ni el  original hubiera podido imitar su propia actuación de la manera en la que lo hicieron los concursantes.
No obstante58, se notaba que cada concursante era experto en algún aspecto de la imitación diferente, por lo que hubo mucha diversidad. Por ejemplo, Arantxa imitó a la perfección los movimientos sensuales de Beyoncé, pero le faltó pulir toda la parte vocal. Por el contrario, Fran demostró que la voz es lo suyo, imitando a Alejandro Sanz de una manera espectacular. Para mí, la más completa fue la actuación de Patricia bajo el disfraz de Mónica Naranjo, n581o solo clavando la voz, sino también los gestos y actitud.

Finalmente, el resto de concursantes fueron: Cristóbal como Olga Guillot, Nacho como Miguel Bosé, Ruth como Christina Aguilera, Jesús como el cangrejo Sebastián, Inot como Brian Johnson, Rosana como Amy Winehouse y Cristina como Celia Cruz.

LO PEOR

La duración del programa

Si Tu cara me suena destacaba por ser un programa de larga duración, con numerosos anuncios de por medio y con la madrugada como su cuna, Tu cara no me suena todavía lo supera con creces: sin apenas intermedios (algo que se agradeció bastante), y con unas valoraciones del jurado bastante rápidas, el programa logró acabar incluso más tarde que su “ópera prima”. Esto pudo haberse debido a que esta vez participaban más concursantes (10, como ocurrirá cada semana), y a que debían esperar a las votaciones del público además de las del jurado, de tal modo que se asemejaba bastante a una gran final, las cuales siempre suelen ser más extensas.

1489064234_153510_1489065303_noticia_normal

No obstante, lo bueno de todo esto es que cada semana tendremos programa para rato, además de que cada viernes nos sentiremos como si estuviéramos viendo una final, con toda su espectacularidad, nervios y emoción.

La eliminación de los concursantes

Ayer, pudimos conocer a diez grandes imitadores y futuros cantantes, actores o dobladores que nos cautivaron a todos, quedándonos con la sensación de querer conocerles más y seguir su trayectoria a través del programa. Sin embargo, esto no será así, pues cuatro son seleccionados, uno se convierte en el ganador de la gala y pasa directamente a la gran final y los otros tres se van directos a la repesca.

Por tanto, ¿qué ocimg_gmartin_20170311-014937_imagenes_lv_otras_fuentes_olgaaaa-ks8g-u42747415142kud-992x558lavanguardia-weburre con los 6 concursantes restantes? Nada, vuelven a sus casas, algunos con nuevas oportunidades tras el paso por el programa, otros simplemente con una gran experiencia vivida. Por ello, el hecho de eliminarlos habiendo hecho actuaciones de lujo hace que te quedes con una sensación de vacío y tristeza por dentro que sabes que se volverá a repetir semana tras semana, más si eres una persona con tendencia al enamoramiento primerizo hacia personas que persiguen sus sueños.

La renovación de concursantes cada semana

Esto podría ser un gran acierto, pues ver cada semana diez nuevos concursantes es emocionante, conociendo nuevas caras ilusionadas. Sin embargo, como se dijo anteriormente, ¿qué ocurre con aquellos que nos enamoraron en la gala pasada? El hecho de renovarlos cada semana implica, necesariamente, que los que actuaron en la gala pasada ya no estén en la nueva.

Por ello, es difícil llegar a simpatizar plenamente con cada concursante, seguirlo, conocer a fondo su historia y acompañarlo gala a gala pues esto, si es lo que esperas del concurso, no lo vas a tener.

582

Poner los casting antes de la actuación

Craso error. Como dije al principio, mostrar los casting es algo bueno, pero con cierto secretismo o al menos no de forma explícita, enseñándonos a nivel general cómo fue la experiencia de todos los aspirantes durante el casting pero no, concretamente, cómo canta un concursante justo antes de salir en la gala, pues esto quita emoción y hace que no nos pille por sorpresa su actuación.

El factor sorprendente, por tanto, es algo que deberían haber cuidado más, no mostrando cómo imita ese concursante durante el castingcasi todo el número que después hará al salir del clonador, pues nos quedamos con la sensación de estar viendo su actuación por segunda vez y no nos sorprendemos tanto como podríamos haberlo hecho.

583

En definitiva, Tu cara no me suena todavía ha llegado pisando fuerte y tiene pretensiones de quedarse, habiendo conquistado en su primera noche a 3.470.000 espectadores, contando con un 25,9% de share y manteniéndose trending topic número 1 en España y número 3 a nivel mundial, logrando un arranque más que sobresaliente, con multitud de aciertos y con ganas de que llegue el próximo viernes para seguir disfrutando de un programa que, en apenas una gala, me ha conquistado mucho más que el clásico Tu cara me suena de famosos.

Anuncios