Con el final de Black Sails nuestros piratas favoritos ondeaban la bandera negra por última vez, por ello te traemos 5 razones para ver esta gran serie.

Si eres fan de las historias de piratas, de Assassin’s Creed IV: Black Flag, si quieres conocer el verdadero pirata en el que se inspiró el personaje de Jack Sparrow y de niño leíste La isla del tesoro quedándote con ganas de saber más, esta es tu serie.

Black Sails es la serie de la cadena de pago estadounidense Starz creada por Jonathan E. Steinberg y Robert Levine, además de contar con la producción ejecutiva de Michael Bay, Brad Fuller y Andrew Form. Se trata de una precuela de La isla del tesoro de Robert L. Stevenson que nos sitúa 20 años antes de los acontecimientos ocurridos en la novela. La serie nos propone su propia versión de cómo el Capitán Flint y su tripulación, John Silver incluido, se hacen con uno de los tesoros más famosos de la literatura.

Después de esta pequeña introducción, aquí van 5 razones para ver Black Sails:

Tono y recreación

Uno de los protagonistas de la serie dijo en una entrevista que Black Sails es la perfecta serie adulta para aquella historia hecha para niños, y con mucha razón. La serie tiene un tono oscuro comparada con la novela. No se trata sólo de capturar botines; hay alianzas, traiciones e incluso el futuro de una guerra en juego. La serie nos adentra en la psicología de los piratas dejándonos interesantes dilemas, como en la última temporada: ¿cuál es el precio de una guerra?. Esto sumado a la violencia y a la recreación de la época, con una notable mejoría en efectos especiales temporada tras temporada, ha llevado a muchos a comparar Black Sails con Juego de Tronos.

Y qué mejor para capturar el tono de la serie que lo primero que todos vemos al empezar una serie:

Personalmente, creo que es una de las mejores introducciones de series, comparable a la de GOT.

Mensaje

A pesar de situarse en 1715, la serie y sus personajes muestran en muchas ocasiones una mente más abierta de lo que cabría esperar. Podríamos decir que la libertad es la bandera de esta serie, ya sea desde amar libremente hasta la desconexión del Imperio y todo los políticamente correcto establecido por ellos. Como ya he mencionado antes, no se trata de capturar tesoros únicamente, podemos ver lo que los personajes estarían dispuestos a renunciar por aquello que más quieren, además de la reflexión sobre la piratería y cómo al final, todo por lo que luchan, acaba siendo una historia más que contar a los niños, el monstruo que acecha bajo la cama.

Piratas reales Vs piratas ficticios

La isla del tesoro es la historia de piratas ficticios, pero eso no significa que no pueda haber piratas reales involucrados. El resultado es algo así como la suma de piratas de Stevenson con piratas de Assassin’s Creed IV: Black Flag. Por lo que veremos legendarios piratas como Charles Vane, Jack Rackham (Calicó Jack), Anne Bonny o Edward Teach (Barbanegra) envueltos en el gran plan de Flint. Es muy interesante ver cómo los personajes evolucionan y maduran a lo largo de la serie, especialmente Silver que pasa de ser un marinero que se une a Flint para salvar el pellejo, a ser un personaje que elige no sólo su destino, también el de las personas a su alrededor. Todos los personajes tienen claro lo que quieren, y harán lo que sea para conseguirlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Personajes femeninos con poder

Al ser una serie de piratas puede dar la impresión de que las mujeres no van a tener mucha capacidad de decisión. Primer error. El destino de Nasáu pasa por Eleanor y Max, pero no serán los únicos personajes femeninos con voz y voto. Ya sea mediante estrategias o abriéndose paso espada en mano como Anne Bonny (da gusto verla pelear), las mujeres en Nasáu tienen algo que decir, y cuando no se las escucha, las cosas se ponen tensas.

Flint

James Flint ser merece todo un apartado para él. Si habéis leído el libro, seguro que ya habéis notado un cambio. En la novela no sabemos mucho de Flint, por lo que proporciona bastante libertad a los guionistas, pero esa libertad tampoco lo hace más fácil. Sabemos que Flint era un pirata sanguinario, pero admirado por John Silver, por lo que hay que encontrar la conexión, explorar su fragilidad, para que el público pueda entender sus actos, y eso se consigue mediante sus motivaciones, su pasado, para que después de la primera temporada, empecemos a darnos cuenta de que no sólo es un capullo narcisista, sino que que hay algo que le motiva, y que sin eso, no existe el Capitán Flint. Para descubrirnos al hombre detrás del nombre, estará John Silver.

Como podéis comprobar, Black Sails es algo más que la historia de un tesoro, es su propia historia y tiene mucho que contar. Las 4 temporadas están disponibles en Netflix. Ahora ya los sabes y tienes la excusa perfecta para proclamar la república independiente, pirata, de tu salón. Aquí abajo dejo el trailer, aunque está en inglés sin subtítulos, pero bueno, vamos practicando el C1 y de paso, te haces una idea de cómo lo que te he contado se ve en imágenes.

Anuncios