El afamado y aplaudido historiador y humanista Ian Gibson ha visitado esta semana Granada por la publicación de su último libro, Aventuras ibéricas.

El escritor ha resaltado la necesidad de venir a la ciudad que acunó y vio nacer durante años a Federico García Lorca, para hablarnos de su nuevo libro y firmar ejemplares. A continuación, os cuento cómo es esta nueva obra y cuál fue mi experiencia con Gibson:

La XXXVI edición de la Feria del libro de Granada está llegando a su fin. Mañana, domingo día 30 de abril, dará por finalizada y los libreros volverán a recoger sus “carpas”, retirando estands en lo que será el momento más triste que puede vivir una feria de libros. No obstante, muchas son las sorpresas que nos ha dejado este año, entre ellas, la visita uno de los historiadores más importantes no solo a nivel nacional, sino también a nivel mundial: Ian Gibson.

Para comenzar, hay que decir que Ian Gibson, además de historiador, también ejerce su carrera como escritor (aunque esta faceta es menos conocida), contando con novelas como La berlina de Prim o Viento del sur. Memorias apócrifas de un inglés salvado por España. Sin embargo, su reconocimiento mundial le viene por ser el historiador más entregado en recuperar e investigar figuras de grandes poetas, entre ellas la de Federico García Lorca, su poeta (y el mío) favorito.

Además, dedica una gran labor histórica no solo a las memorias de Lorca como poeta, sino también a la investigación de su persona hasta tal punto de que gracias a Gibson se han podido esclarecer muchas preguntas en torno a la muerte del poeta, así como a su formación, familia y a su época en la Residencia de Estudiantes. Algunos de estos libros, auténticas joyas de investigación y documentación, son Lorca y el mundo gay, Lorca-Dalí, el amor que no pudo ser, Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca o Poeta en Granada, entre muchos otros.

1342439780_158524_1342440483_noticia_normal

Aventuras Ibéricas

El 22 de marzo de este año, Ian Gibson publicó su último libro, Aventuras Ibéricas, una obra que ya ha triunfado en esta Feria del libro en Granada, con gran predominancia en todos los stands.

En su contraportada se puede leer lo siguiente:

Es el aniversario número sesenta de la llegada de Ian Gibson a la ciudad de España y decide emprender la gran aventura de recorrer y analizar varios lugares que son clave para nuestra geografía para poder comprender el espíritu, la cultura y hasta la realidad que nos rodea.

Desde los grandes escenarios de Quijote hasta la frontera de Portugal, desde la sección de restos íberos del Museo Arqueológico hasta la Granada de Lorca, el famoso hispanista reflexiona con su ironía que lo caracteriza sobre temas que van desde la desmemoria histórica hasta la costumbre nacional de hablar con la voz fuerte en los bares, al mismo tiempo rescata recuerdos y anécdotas de esta maravillosa historia de amor, la cual no está libre de las comunes críticas.

(Aventuras Ibéricas)

aventuras-ibc3a9ricas-854x570

Como se puede apreciar, esta obra es diferente en contenido (aunque similar en estilo) a todas las que nos ha presentado hasta ahora. Esta vez no hay poetas a los que investigar ni sucesos traumáticos de la España franquista que recordar y denunciar. Ahora, Gibson hace un balance no de un personaje, ni de dos, ni de varios… hace un balance de todos, de los españoles en general y, sobre todo, de España propiamente dicha, con la Ñ en mayúsculas.

Gibson nos presenta un libro castizo, sumergido en las tradiciones, costumbres, normas y hábitos de España, desde algo antes de principios de S.XX hasta la sociedad más moderna actual, pasando por algunas figuras de especial relevancia (como el propio Lorca) y documentos históricos que vienen a testificar toda esta historia que ya da vida y constituye al país tal y como lo conocemos.

Firma de libros en Granada

Ayer, viernes 28 de abril, Gibson se asentó en una de las casetas de la feria del libro y no se despegó de ahí durante toda la tarde, firmando ejemplares del que es su nuevo libro, Aventuras Ibéricas.

La firma comenzaba a las 19:00 horas (anteriormente había estado dando una charla de presentación de su libro), de tal forma que cuando a las 19:45 aproximadamente tuve la oportunidad de presentarme ante él, la cola no era demasiado extensa, destacando principalmente señores mayores, cada uno con su ejemplar de Aventuras Ibéricas durmiendo bajo sus brazos, esperando a ser abiertos y despertados por las manos de su  propio creador, Gibson.

Yo llevé dos libros, Lorca y el mundo gay y Poeta en Granada, en cuyas primeras páginas me dedicó unas bonitas dedicatorias, destacando que incluso en una de ellas halagaba a Priego de Córdoba.

Tuvimos una breve pero intensa charla sobre poesía (donde destacó Lorca) y sobre la importancia que tiene un historiador para poder conocer ya no solo a un personaje, sino a un país entero (como nos muestra en su último libro). Fue un momento bonito y profundo, donde pude compartir con Gibson un rato de intercambio de palabras, sensaciones e inquietudes, descubriendo que él y yo tenemos incluso más en común de lo que creía. Además, todo ello de una forma siempre amable y risueña.

Finalmente, hay algo que en aquel momento le dije pero que necesito decir ahora y que probablemente diré más veces a lo largo de mi vida, y es que sé que conocí a Lorca como poeta gracias a sus versos, pero puedo asegurar que también he tenido la oportunidad de conocerle como persona y humano que fue gracias, en gran parte, a historiadores como Ian Gibson.

o9Qqw2pt

Anuncios