La BBC es considerada el modelo ideal de televisión pública gracias a su independencia gubernamental. Nos proponemos ver cómo esto se traslada a la ficción.

Con nuestra entrada sobre la producción de Las chicas del Cable y lo nuevo de Movistar +, empezábamos una serie de artículos enfocada a métodos y modelos de producción de distintas cadenas y plataformas bajo demanda. Hoy nos proponemos ver cómo produce el grupo BBC contenidos de ficción  y comparar su modelo de producción con el de TVE.

Lo primero que necesitamos saber es cómo se financia la BBC. Por una parte encontramos el canon, el impuesto que todo aquel que tenga un televisor en Reino Unido tiene que pagar. Las actividades comerciales del grupo también aportan una buena parte del presupuesto, teniendo en cuenta que muchos de sus contenidos se exportan y triunfan en el extranjero. Por último encontramos las subvenciones del gobierno. Lo que marca la diferencia respecto a otras cadenas públicas, es que la BBC no depende de estas subvenciones, suponen una parte muy pequeña de su presupuesto total. Por ello, pueden disfrutar de mayor independencia, por ejemplo, que TVE.

Antes de entrar a ver los distintos tipos de producción, cabe destacar que BBC, produce contenidos muy variados y con formatos diferentes al de TVE y la ficción española en general. Es muy común encontrar un gran despliegue de producción para series de entre 4 y 6 capítulos, contando con diferentes temporadas o con una temporada única conclusiva. Esto sería impensable en España, pues producir tan pocos capítulos supondría más pérdidas que beneficios. En España se tiende a alargar la vida de una serie mientras sea rentable, sin tener en cuenta a veces que al espectador le gusta conocer contenidos diferentes, aunque parece que algunas cadenas se han dado cuenta y el panorama empieza a cambiar. En las cadenas de BBC cuando se trata de series con temporadas y episodios largos, la dividen en dos haciendo un parón de temporada. De esta manera las temporadas de Doctor Who se visualizan en dos tandas de 7 capítulos. Ahora que conocemos un poco el contexto, podemos centrarnos en los modos de producción.

La BBC trabaja con varios modelos de producción para series y programas de televisión. Por una parte, sigue utilizando un modelo de producción propio como el de Doctor Who, que se mantiene en la serie hoy en día. Sin embargo, no es el modelo de producción más popular en el grupo BBC. El modelo por antonomasia es el de producción mixta en la mayoría de cadenas. Esto significa que la cadena encarga o escoge un proyecto de una productora independiente para producir. Dependiendo del caso, se limitará a financiar el presupuesto y establecer las pautas de la serie, o participará más activamente en la producción. 

doctor who
Doctor Who. BBC.

¿Por qué producción mixta? La BBC tiene una gran variedad de canales de televisión, así como de emisoras, por lo que sería muy difícil generar contenidos para cubrir la demanda sin la ayuda de productoras independientes. A diferencia de los grupos privados como Atresmedia o Mediaset, los canales secundarios no son contenedores a los que van a parar los contenidos que no triunfan o las repeticiones infinitas de los que sí. Los diferentes canales tienen contenido específico teniendo en cuenta el público del canal en concreto. Esto significa que el catálogo de ficciones es muy extenso. Las series de ficción se reparten entre BBC One, BBC Two y BBC Three, siendo esta última la que acoge los contenidos más experimentales.

Cada cierto tiempo, se lanza una especie de concurso para que las productoras manden sus ideas o proyectos a la web de BBC. Existen 3 categorías: Drama, Comedia y entretenimiento. Cada categoría es un departamento, compuesto cada uno por su director/ra y diferentes editores con diferentes roles y a diferentes niveles: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Esto se debe a que las cadenas mencionadas antes, programan contenidos a nivel local/regional y en distintos horarios. Las productoras que quieran enviar su proyecto deberán elegir primero el género, y después la cadena, teniendo en cuenta las directrices que ofrece cada una de ellas. De esta manera, BBC One en Drama remarca la importancia de satisfacer el amplio espectro de público que sintoniza su cadena, así como la importancia de buscar nuevos tipos de audiencia y mantenerlos, también resalta la importancia de conseguir contenidos de calidad para la franja de Prime Time.

Como vemos, aunque también importa series y películas extranjeras, la producción mixta es un pilar fundamental de BBC para generar contenidos, pero no significa que esta producción se lleve a cabo siempre con productoras nacionales. En una era globalizada, es cada vez más común encontrar producciones mixtas entre cadenas o productoras de distintas nacionalidades. Así la BBC colabora frecuentemente con cadenas y productoras estadounidenses, y en ocasiones con españolas como en el caso de Reinas (TVE, Indiana Pictures) o The Refugees (Atresmedia, Bambú),la primera serie producida por BBC en alianza con un país europeo. En ambos casos, los equipos técnicos estaban compuestos españoles, mientras que la mayoría de intérpretes eran anglosajones y por lo tanto se rodaban en inglés.  

Por último encontramos el modelo más reciente: la alianza con plataformas de contenido bajo demanda. Estas alianzas se encuentran en dos formas. La primera y más habitual, es llegar a un acuerdo para que una plataforma bajo demanda compre los derechos de tu contenido y los distribuya en los países en los que opera. Esta alianza fortalece el vínculo que derivará en el segundo tipo de alianza convirtiéndose en producción mixta. Una plataforma bajo demanda participa en la producción financiando parte del presupuesto y distribuyendo el producto en los países en los que opere, exceptuando Gran Bretaña donde lo hará la BBC. Este modelo empieza a cobrar fuerza ahora, siendo Estados Unidos donde más asentado está.

Ante el avance cada vez mayor de este tipo de plataformas, BBC se ha propuesto crear su propia plataforma de contenido bajo demanda. Aunque todavía se encuentra en una etapa de desarrollo muy temprana, todo apunta a que contará con la participación de las principales cadenas de país, como ITV, su principal rival. Este acontecimiento, sin embargo, puede suscitar cierto escepticismo ya que como sabemos, La BBC se financia con dinero público, obviando los posibles acuerdos con productoras en cada proyecto, pero para conseguir una plataforma competitiva necesitará mucho contenido, y por tanto, dinero. Sería imposible ofrecer un catálogo de esas características sin que el público pagara una cuota mensual, lo que entra en conflicto con la función de BBC como servicio. ¿Por qué iban a querer pagar los británicos por un contenido que se financia en parte con su dinero? Tendremos que seguir observando cómo se desarrolla el proyecto y cómo reaccionan los ciudadanos británicos.

Si has llegado hasta aquí, te mereces un premio. Para que la entrada no se haga eterna, en los próximos días publicaremos una segunda parte en la que analizaremos 5 series de los últimos 5 años estrenadas en la BBC. Para ir abriendo boca, en la galería tienes un pequeño spoiler con las series que analizaremos la semana que viene:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Anuncios