Hoy vamos a ver cómo la televisión pública británica produce algunas de sus series más conocidas. 

La semana pasada analizamos cuáles eran los modelos de producción de la BBC en el terreno de las series, comparando algunos de sus rasgos con la televisión pública española. Hoy vamos a ver cómo se trasladan esos modelos a cinco series producidas por la BBC.

Sherlock (2010-2017)  

Sherlock es una serie producida por Harstwood films y WGBH (Emisora de radio americana) para BBC. Creada por Steven Moffat y Mark Gatiss (ambos guionistas de la actual Doctor Who), la serie se basa en relatos de Arthur Conan Doyle, transportando a sus personajes a la época actual.

El primer episodio se emitió en agosto de 2010 en BBC One consiguiendo una gran acogida por parte del público (10 millones de espectadores de media), que como ya sabemos, es un público mayormente familiar (generalista). Esta crítica tan positiva sumada a la inmensa cantidad de nominaciones a premios, conseguiría abrirles las puertas internacionalmente, llegando a tener problemas para planificar los rodajes de las 3 siguientes temporadas debido a la fama de Sherlock (Benedict Cumberbatch) y de Watson (Martin Freeman). A pesar de estos problemas, BBC esperaría. La razón: Sherlock es su producto más rentable. Cuesta creer que una serie con solo 13 capítulos en 4 temporadas parezca rentable, pero lo es. El episodio piloto de Sherlock contó con 800.000 libras de presupuesto, prácticamente lo mismo que un episodio de Águila Roja de TVE. Pero el presupuesto no se quedó estancado, conforme avanzó la popularidad de la serie, este aumentó situándose en la tercera temporada en algo más de 8 millones de euros a repartir entre 3 episodios, aunque también es cierto que cada uno es de 90 minutos.

A simple vista no parece un producto muy rentable, pero si tenemos en cuenta que es la serie más exportada de la historia de Reino Unido, llegando a vender licencias para 224 países en 2015 y sumándole merchandising, DVDs… las cuentas salen. Sin embargo, con dos actores ya consagrados en Hollywood, era cada vez más difícil encontrar una fecha en la que rodar, por lo que por ahora, la cuarta temporada es la última, a falta de confirmación.

Peaky Blinders (2013-presente)

Peaky Blinders (Nombre que reciben las gorras asociadas a la mafia) es un drama histórico producido por Caryn Mandabach Productions, Tiger Aspect Productions y Endemol para BBC Two. La serie creada por Steven Knight nos traslada a Birmingham justo después de la Primera Guerra Mundial, una ciudad en la que reina una familia de gánsteres. Esta peculiar familia llamará la atención de un detective de la Real Policía Irlandesa destinado allí.

Peaky Blinders

El drama protagonizado por Cillian Murphy se estrenó en septiembre de 2013, consiguiendo buenos datos de audiencia: durante sus 3 temporadas se ha mantenido en torno a los 2-3 millones de espectadores, un buen dato teniendo en cuenta que no se emite en el canal principal de la cadena. Una de las principales razones es que la serie está calificada para mayores de 18 años, por lo que no encontraría lugar en el prime time de BBC One. Sin embargo, el público recibió la serie positivamente y agradecieron que se situara en una parte de la historia de Reino Unido que no se suele ver a menudo, como es el periodo mafioso de Birmingham.

Esta serie se acerca más al modelo tradicional de series en Gran Bretaña. La serie consta de 3 temporadas por ahora, con 6 episodios de 1 hora cada una. Uno de los temores de las productoras son los productos situados en otras épocas, ya que normalmente necesitan un mayor presupuesto, pero si tenemos en cuenta que no son temporadas ni episodios largos, puede salir rentable. Los episodios de la primera temporada costaron alrededor de 1,3 millones de libras, mientras que en la segunda temporada ascendería unas 250.000 libras por episodio. Si sumamos los 6 episodios por temporada, tenemos un presupuesto muy parecido al de Sherlock, pero Peaky Blinders no es Sherlock. La serie pudo salir adelante gracias a la financiación de Endemol, que puso la parte del presupuesto necesaria para comenzar el rodaje. Además, luego se encargaría de la distribución a otros países junto con The Weinstein Company, y más adelante Netflix (en España, por ejemplo, cuenta con las dos primeras temporadas).

The Last Kingdom (2015-presente)

Llegamos a una ‘serie respuesta’. Podemos pensar que BBC hace todos sus contenidos como servicio público, pero tampoco es así, como cualquier empresa le interesa hacer beneficios, y como cualquier empresa cuando se hiere su orgullo, responde. Este es el caso de The Last Kingdom, una serie respuesta a Vikings. Ante el gran éxito de la serie de History Channel, y teniendo en cuenta que la edad media esta de moda (Game of Thrones), BBC se propuso hacer una serie en respuesta a Vikings y Game of Thrones. Por ello, en 2015 Carnival Films (Downton Abbey) produce una adaptación de las novelas The Saxon Stories para BBC Two.

La serie estrenada en octubre de ese año, se sitúa en el reinado de Alfredo el Grande de Wessex, al que pudimos ver en Vikings, aunque mucho más joven. En este caso la historia se centra en un joven, Uthred de Bebbanburg, hijo de un noble de Northumbria asesinado, que será criado por vikingos daneses. Cuando crezca deberá elegir en qué bando se sitúa y si sigue sus aspiraciones de noble inglés.

La serie cuenta con 2 temporadas por ahora, con 8 episodios de una hora.Tuvo un buen recibimiento por parte del público, congregando 2,5 millones de espectadores de media frente al televisor. BBC destinó 10 millones de libras a la primera temporada, cifra de la que la prensa se burló, pues BBC quería hacer un nuevo Juego de Tronos con lo que cuestan dos episodios de esa serie. En la segunda temporada contaron con Netflix en la producción, aumentando el presupuesto, que les permitiría rodar los exteriores en Hungría, y mejorar notablemente la calidad de la serie. Además, la plataforma bajo demanda exportaría la serie a países como Australia, Japón, EE.UU. o España, entre otros.

The Last Kingdom
The Last Kingdom

Fleabag (2016)

Fue sin duda la serie revelación del 2016 en BBC. Se trata de una producción de Two Brothers Pictures y Multitude Media, basada en una obra de teatro escrita por su protagonista Phoebe Waller Bridge. La serie emitió su capítulo piloto en julio de 2016 a través de BBC Three, llamando la atención del Gigante Amazon que particiaría en la producción y distribución de la serie en los países en los que opera (a excepción de Reino Unido). La serie causó tal sensación debido a su argumento. Sigue los pasos de Fleabag (saco de pulgas) una joven de unos treinta años que tiene que lidiar con una tragedia reciente. Obsesionada con el sexo, no se deja llevar por las normas establecidas y en ocasiones como ella dice, mala feminista. Con un humor en ocasiones ácido, ha conseguido conquistar a los jóvenes británicos.

Feabag

La serie cuenta con una temporada de 6 episodios, cada uno de media hora aproximadamente. A pesar de ser uno de los contenidos más relevantes de BBC últimamente, el presupuesto parece un secreto. Aunque tiene una estética y fotografía cuidada, son episodios cortos sin un reparto muy coral, por lo que el presupuesto no debe ser nada fuera de lo normal. Lo que sí habrán aumentado serán los beneficios tras la alianza con Amazon y su éxito en la crítica, llegando a recibir un Bafta la protagonista. En principio se trata de una serie con una temporada autoconclusiva, pero la prensa británica se ha hecho eco de los rumores que apuntan a que la creadora, habría encontrado una idea para una segunda temporada. En caso de que se produzca, contarán con el apoyo económico de Amazon.

Taboo (2017- renovada)

Llegamos al buque insignia de BBC en 2017, el repuesto a Sherlock. Taboo es una serie producida por Scott Free London y Hardy Son & Baker para BBC y FX (EE.UU.). Creada por Edward Hardy, Tom Hardy y Steven Knight (Peaky Blinders). Se trata de un drama histórico protagonizado por Tom Hardy que interpreta a un Hombre inglés de principios del siglo XIX dado por muerto en un naufragio frente a las costas de África. James Delaney, que así se llama, volverá justo a tiempo para el funeral de su padre y reclamar su herencia, convirtiéndose en el demonio particular de Londres, en su tabú.

Lo curioso de esta serie, es que la producción fue afrontada económicamente en su mayoría por la productora del actor. La serie se estrenó en enero de este año, reuniendo a 7 millones de espectadores en BBC One. Sin embargo, la audiencia fue cayendo poco a poco hasta llegar a 5,5 millones en su octavo y último episodio. Se trata de una producción bastante ambiciosa que necesitó 10 millones de libras de presupuesto. Tras la caída de la audiencia, los medios británicos insinuaron que la productora de Hardy habría perdido 2 millones de libras y que esperaba recuperarlas con la venta de licencias y DVDs. Sin embargo Steven Knight negó esas informaciones afirmando que se había recuperado la inversión. En cualquier caso, la serie recibió en general críticas positivas, destacando la actuación de Tom Hardy. Además, BBC ha renovado por una segunda temporada.

Taboo
Taboo

Todas estas series tienen algo en común: son productos exportables. ¿Qué puede tener esto de interesante? Bueno, pues además de que tu producto se conozca más allá de tus fronteras, esto se traduce en beneficio económico que como cadena te permitirá realizar productos cada vez más ambiciosos.  En general, las series de la BBC cuidan este aspecto, a diferencia de TVE. Sin embargo parece que esto empieza a cambiar. El Ministerio del Tiempo ha demostrado que se puede hacer una serie rompe moldes en la televisión pública española y que además se convierta en un verdadero fenómeno social. Con esto no quiero decir que TVE tenga que producir a imagen y semenjanza de la BBC, pero creo que todos estamos de acuerdo en que no estaría de más, producir una serie que no sea para toda la familia, con historias más arriesgadas.

Anuncios