Ya llegan los descubrimientos de mayo y junio. Wonder Woman, American Gods, Girasoles de Rozalén y Ready Player One de Ernest Cline. ¿Cuál os gusta más?

Una película: Wonder Woman (2017)

“Antes de ser Wonder Woman (Gal Gadot) era Diana, princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Diana fue criada en una isla paradisíaca protegida. Hasta que un día un piloto norteamericano (Chris Pine), que tiene un accidente y acaba en sus costas, le habla de un gran conflicto existente en el mundo [Primera Guerra Mundial]. Diana decide salir de la isla convencida de que puede detener la terrible amenaza. Mientras lucha junto a los hombres en la guerra que acabará con todas las guerras, Diana descubre todos sus poderes y su verdadero destino”. (FILMAFFINITY)

Película de DC que actualmente se encuentra en el tercer puesto por taquilla de la compañía (solo superada por Batman vs. Superman y Escuadrón Suicida). La protagonista, Diana, se caracteriza por ser bastante inocente, no conoce las costumbres del mundo humano porque ha vivido siempre en la isla de las amazonas. Es un personaje no sexualizado que sólo pretende ayudar en el conflicto. Una de las cosas más destacables es que hace reflexionar sobre la guerra y sus secuelas (con escenas algo crudas), planteando la pregunta de si los culpables somos todos o sólo uno. La película tiene su toque español ya que cuenta con la presencia de la actriz Elena Anaya en el papel de villana. En general, aunque la película inventa un poco la mitología, el relato está bien hilado.

Una serie: American Gods (2017)

“Sombra cumple condena cuando su mujer y su mejor amigo acaban de morir en un accidente de coche. Es en mitad de un tormentoso vuelo, de camino al funeral, donde conoce al Señor Miércoles. Ahora Sombra debe ejercer como guardaespaldas del Señor Miércoles durante un peligroso viaje por los Estados Unidos, un viaje de reclutamiento ante una guerra inminente entre los antiguos dioses mitológicos y los modernos dioses paganos de la tecnología”. (FILMAFFINITY)

American Gods es la adaptación televisiva de la novela de Neil Gaiman. ¿Te imaginas que todo en lo que la humanidad cree y venera existe? Este es el mundo que plantea la serie de Starz. El problema es que la convivencia entre los dioses antiguos y los nuevos no es idílica. Mientras la guerra se fragua Sombra, nuestro protagonista, conocerá al Sr. Miércoles, un peculiar hombre con el que recorrerá el país en busca de dioses antiguos. La serie se postula como una de las más importantes de los próximos años y, si lo hace bien, tiene todas las papeletas para convertirse en la sustituta de Juego de Tronos. Se puede disfrutar de ella a través de Amazon.

Un libro: Ready Player One de Ernest Cline (2011)

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.

Esta novela juvenil de Ernest Cline crea un futuro basado en los años 80 (igual que la película Guardianes de la Galaxia), pero que no es positivo sino crudo. En este mundo, la gente está obsesionada por un juego de realidad virtual que les lleva por diferentes pruebas. De hecho, recuerda un poco al famoso Torneo de los 3 Magos de Harry Potter y el Cáliz de Fuego, ya que tienen que superar 3 fases. Aunque el libro es bastante largo (464 páginas) engancha porque tiene giros que sorprenden, nunca imaginas quien va a ganar la siguiente prueba ni cómo cambiará el ranking. A pesar de ser un libro juvenil, no tiene problemas en desarrollar asesinatos y ser algo crudo. Además es una ácida crítica social sobre cómo la gente huye de los problemas de la vida real en una fantasía. Se nota que el autor conoce muy bien la década de los 80 porque va incluyendo hasta nimios detalles que lo hacen más creíble. Su adaptación cinematográfica dirigida por Spielberg se estrenará en 2018 y está generando muchas expectativas dado el carácter tan visual de la novela.

Una canción: Girasoles de Rozalén (2017)

La nueva canción de Rozalén tiene un estribillo muy pegadizo con influencia de ritmos latinos, pero sin olvidar lo que siempre caracteriza a la autora, sus letras, que siempre tienen algo que contar. En este caso, está inspirada en las palabras del expresidente uruguayo, José Mújica. Quizás en un primer momento cuesta hacerse a esos ritmos latinos pero tras escucharla varias veces se dejan de percibir y queda una melodía fresca, original y fácil de recordar. El videoclip sigue la línea que empezó a marcar con temas como Ahora, siempre joviales y repletos de gente y positivismo.

 

Anuncios