La banda madrileña hace que el público jiennense baile y cante al ritmo de su presentación de la gira Detroit.

Han pasado ya ocho años desde Miss Caffeina se estrenó en el indie español. Revolucionando la música con su rock y ritmos que recuerdan a la época de la movida madrileña junto con sus letras reivindicativas, sin pelos en la lengua. Dejando atrás las guitarras y dando paso a los sintetizadores el pasado viernes, 14 de julio, Alberto, Sergio, Álvaro y Toni tras siete años regresaron a Baeza, pero esta vez como protagonistas y no como teloneros. El concierto se ubicó en el Antiguo Cuartel de Sementales, cerca de la catedral, a las 22:00. El grupo se retraso un cuarto de hora para que los mas rezagados pudieran llegar a tiempo. Según las fuentes oficiales hubo alrededor de 500 asistentes.

 

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

A las 22:15 con todas las luces apagadas empezó a sonar una intro bastante apocalíptica, abriendo el concierto con su tema DetroitAlberto Jimenez anuncio: “Ahora vamos a hacer un viaje al pasado” y empezaron a tocar Capitánsu primer éxito, seguido de Átomos dispersos (BSO de Solo Química) , Mi rutina preferida…. Poco a poco empezaron los hits mas pegadizos como Venimos, Hielo T, Lobos y N=1.

Tratándose de Baeza el público esperaba con nostalgia que el grupo cantaran algún tema que no fuera suyo, como hicieron en el Granada Sound, para mostrar su solidaridad y afecto hacia una banda muy querida en la ciudad, que aún se encuentran en recuperación tras el accidente que sufrieron en agosto del año pasado. Pero no fue así, Alberto paró el concierto para hacer una cariñosa alusión a sus compañeros y amigos de Supersubmarina; “Y ademas ellos no se acordaran, pero nos robaron todo el catering del camerino. Nosotros nos fuimos a tocar y cuando llegamos, no había nada. Luego nos invitaron a abrirles aquí en Baeza. Y nos trataron tan, tan bien que hicieron también de anfitriones que nos enamoramos de ellos, hasta hoy. Esta es nuestra historia de amor” y para más sorpresa el grupo estaba como público disfrutando del concierto.

Activo durante todo el concierto, Alberto explicó de dónde había salido una canción: “Surgió porque cuando volvimos, lo que reinaba en la radio era el reguetón. Y pensamos, ¡coño!, algo tiene que tener el reguetón, ¿por qué no hacemos algo parecido?. Lo intentamos y salió esto, que se llama El Rescate. Anécdota tras anécdota llego la hora del sexo con Gladiador .

También dijeron que Sergio y él se “cagaron” cuando Álvaro y Toni decidieron colaborar en la composición de los temas del tercer álbum. “Un día recibo un audio de Whatsapp de Álvaro y sonó esto….Ácido… Desde entonces, esta se ha convertido en la parte favorita de cada concierto de Álvaro.”

Tras el subidón de adrenalina se marcharon del escenario y el público entregado empezó a cantar Oh! Sana… Como ya los conozco me esperaba que gastaran esta broma en el preludio del concierto. Así que volvieron a salir arrancando el bis, con sus postres más azucarados. Como no podía faltar una alusión a Ivan Ferreiro “Que nadie os diga a quién os tenéis que follar, esto va para los que se escandalizan” Llego Oh! Sana con su reinvidicación en contra de los homófobos, la iglesia, retrógados y cualquiera que sea incapaz de respetar las libertades sexuales individuales. Como suele hacer, Alberto, para acabar la canción hizo el gesto de santiguarse y después mandarles al infierno sacando el dedo.

Tras otra broma, “¿Os imagináis que no la tocamos?…. mira cómo floto, mira cómo vuelo, echaron el cierre con esta última canción llena de energía positiva dejando el mejor sabor de boca y al todo el público enloquecido saltando y cantando: “Y DICEN QUE NO, DICEN QUE LO SIENTO. DICEN QUE NO SE RINDEN QUE HAGAN SUS APUESTAS….QUE SIGUE EL JUEGO. DICEN QUE NO HAY MIEDO A VENDERTE MI ILUSIÓN, QUE NO LE TENGO MIEDO AL MIEDO. SIN ESE PESO YA NO HAY GRAVEDAD, SIN GRAVEDAD YA NO HAY ANZUELO… MIRA CÓMO FLOTO, MIRA COMO VUELOO…MIRA CÓMO CANTO VALIENTE DEJÁNDOLO TODO ATRÁS”

Anuncios